Playadito, un presente propicio en el mercado de la industria yerbatera

La Cooperativa Liebig y su marca Playadito se consolida como la segunda entre las más vendidas del país

La Cooperativa Agrícola de la Colonia Liebig (provincia de Corrientes) fue fundada el 19 de Diciembre de 1926 y en 2017 permaneció en ese lugar por segundo año consecutivo, según datos del INYM. Solo fue superada por Las Marías (Taragüi y Unión), que lidera el mercado desde hace más de 40 años. Según una entrevista realizada por el diario La Nación a Ricardo Handziak, presidente de la cooperativa, que reúne a 121 socios, y Gustavo Quatrín, gerente general desde hace 27 su presente puede interpretarse como el resultado de la respuesta a tres grandes crisis, a través de tres generaciones de socios en sus 91 años de historia:

-       En primer lugar, la crisis en Alemania posterior a la Primera Guerra Mundial, que dio origen a la cooperativa, cuando sus fundadores emigraron en grupo organizado desde las ciudades de Karlsruhe y Pforzhein. En segundo lugar, a una de las cíclicas crisis de precios de materia prima (año 1979 ), cuando los hijos de los fundadores respondieron instalando el molino para llegar directamente al consumidor con un producto elaborado. La tercera crisis fue la amenaza a su liderazgo regional (1995), coincidente con un período de sobreoferta de materia prima y precios bajos. Ahí fue cuando Playadito hizo un clic y comenzó a pensar en jugar en las "ligas mayores" del negocio yerbatero. En ese caso fueron los nietos los que respondieron con determinación, y ahí decidieron crecer y llegar a tener presencia nacional. En Playadito afirman que supieron "transformar las crisis en oportunidades" y, con gestión y una cuota de buena suerte, lograron alcanzar resultados que están "por sobre los mejores sueños”. Si bien las limitaciones de presupuesto son una restricción evidente en los comienzos de un emprendimiento, el malabarismo de los recursos económicos -siempre escasos- no debiera descuidar nunca la importancia de un plantel con los empleados más calificados que se puedan lograr.

-       Una de las claves del éxito de Playadito es que sus socios saben tomar decisiones por el bien de la cooperativa, dejando las pequeñas diferencias o incluso cuestiones de ego de lado. Handziak comentó que durante la Segunda Guerra Mundial había simpatizantes de ambos bandos en la contienda y para evitar que "la grieta" se instalara entre ellos y perjudicara a la cooperativa los socios pusieron como presidente a una figura neutral. A Quatrín, por ejemplo, lo enviaron a hacer un MBA (Master in Business Administration) en el IAE hace 20 años. Desde este pequeño pueblito correntino, los productores no dudaron en "distraer" durante un año y medio a su gerente general, que debía viajar cada semana para tomar el curso los viernes en el campus de Pilar. A muchas multinacionales les hubiera costado tomar esa decisión con su ejecutivo principal.

-       Otra clave que hace distinta a Playadito es la forma de concebir el negocio yerbatero. Durante años este negocio tenía varias similitudes con el petrolero. Hay varias marcas, pero el proceso de producción, el producto y el precio deben ser más o menos iguales. Últimamente hay una tendencia que tiende a ver el negocio yerbatero con un mayor parecido al de la industria del vino, donde un consumidor paga el doble o el triple sin chistar, porque su calidad así lo amerita. En la yerba no hay tanta diferencia de precios, pero sí es clave para captar al consumidor "sacárselo" a algún competidor y crecer. 

-       "Es un negocio donde hay que invertir mucho, por cada peso que querés facturar el año que viene tenés que invertir un peso hoy, por ejemplo en galpones y, sobre todo, en stock. El consumidor quiere por lo menos un año de estacionamiento de la yerba mate", explica Quatrín. "Tenemos mucho dinero invertido en materia prima, vos viste los grandes galpones, pero la relación es de 9 a 1, el 10% de la inversión es el galpón, el 90% está en la yerba (canchada, es decir, con un primer secado) que tenemos stockeada adentro", completa Handziak.

-       A ello se agrega que la marca se afirmó sin las megainversiones publicitarias que hacen algunos competidores. Ellos optaron por un trabajo de hormiga, con fuerte presencia en el interior del país, en cada feria o fiesta popular, como un encuentro de doma o un festival de chamamé.

Consultado en La Nación, 17 de enero de 2018, http://www.lanacion.com.ar/2101170-una-pequena-cooperativa-les-da-pelea-a-las-grandes-marcas-de-yerba

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

12
JUN

...

Una Red Nacional de Cooperativas de Cuidadores Domiciliarios

Para promover proyectos cooperativos de cuidadores domiciliarios y estimular la oferta de un servicio de calidad a la sociedad

>Seguir leyendo

01
JUN

...

Sociedades sostenibles gracias a la cooperación

 Mensaje de la Alianza Cooperativa Internacional con motivo de celebrarse próximo sábado 7 de julio el 96º Día Internacional de las Cooperativas  

>Seguir leyendo

05
MAY

...

Las cooperativas en la Feria Internacional del Libro - 8 de mayo 18.30hs

 Presentación del libro Las Cooperativas. Fundamentos, historia y doctrina, de la Dra. Alicia Kaplan de Drimer y el Dr. Bernardo Drimer. 

>Seguir leyendo